Una empresa es sancionada por dar valoraciones negativas de una exempleada cuando llamaban para pedir referencias.

Nulidad radical de la conducta empresarial consistente en proporcionar valoraciones negativas de una exempleada a terceras empresas que la querían contratar y que llamaban para pedir referencias. Y en este caso, podría ser lícito que el responsable criticase el desempeño laboral de la empleada, pero se convierte en improcedente cuando realiza valoraciones relacionadas con el embarazo y con las demandas interpuestas por aquella para la reducción de jornada. Es lícita la grabación del gerente de una de las empresas en relación a contratación laboral de la trabajadora.

Data publicació: 9/23/2022
Top

Aquest lloc web utilitza cookies pròpies i de tercers per a millorar els nostres serveis segons les seves preferències de navegació. Si continua, entenem que accepta el seu ús. Pot informar-se sobre la nostra política de cookies aquí.